Omitir vínculos de navegaciónInicio > Noticias
Noticias
 
22/06/2018 - GfK prevé un crecimiento del...
Infografía El Retail Europeo en 2018
21/06/2018 -
La cesta de frescos se...
La fruta se encareció un 9,3% más hasta abril mientras que...
21/06/2018 -
Nueva promoción solidaria de...
Los consumidores podrán solicitar un reembolso de 3€
20/06/2018 -
Carrefour entrega los Premios...
• Este año se han valorado de manera positiva los...
20/06/2018 -
El consumo de snacks crecerá...
Este incremento se elevará hasta el 15% en los momentos en...
19/06/2018 -
Un 56% de los consumidores...
El acto de compra en 2025 implicará al Internet de las...
12345678...Última

Lácteos: se consumen sin conocer su valor

• El 91% de los entrevistados asegura que todos los miembros de su familia toman leche o algún otro producto lácteo

• El 65% de ellos no conoce el sello PLS que llevan los productos lácteos y que certifica su alto valor nutritivo, la identificación de su origen y su sostenibilidad en toda la cadena de valor

A pesar de sus beneficios, en España, el consumo de leche y lácteos ha experimentado un descenso en los últimos años, según datos de la Organización Interprofesional Láctea (INLAC). Así, en el caso de la leche, en 2016 se consumieron 3.198 millones de litros, un 2,2% menos que en el año anterior. En el caso de los derivados lácteos, el consumo se mantiene estable, con 1.597 millones de kilos.

Además, según el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), diversos factores macroeconómicos provocaron en 2015 una crisis en el sector lácteo europeo, que afectó a la mayoría de los estados miembros de la UE y también a los ganaderos españoles. Por este motivo, los distintos agentes que intervienen en la cadena de valor del sector lácteo se han comprometido a colaborar en favor del sector lácteo español para lograr un funcionamiento eficiente y sostenible de las cadenas de valor de la leche y los productos lácteos.

Ante este contexto, EROSKI CONSUMER ha querido conocer cuáles son los hábitos de consumo de lácteos de los consumidores y cuál es su conocimiento de los sellos de calidad y garantía que llevan. 

Consumo
La leche y los productos lácteos están muy presentes en los hogares de los encuestados. De hecho, en el 91% de los encuestados por EROSKI CONSUMER todos los miembros de la familia toman leche o algún otro producto lácteo.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), cada hogar tomó en 2016 una media de 65 litros de leche entera y 104 litros de leche semidescremada y descremada. También tomaron 42 litros de yogures y leches fermentadas, 16 kilos de queso y requesón y 18 kilos de otros productos elaborados con leche, como nata, natillas, arroz con leche, batidos, helados, etc.

En cuanto a la frecuencia por tipo de producto, el 52% de los entrevistados por la revista asegura consumir leche varias veces al día, mientras que un 38% lo hace una vez. El resto, un 10%, tan solo toma leche una vez a la semana o con una frecuencia menor, entre 2 y 6 veces por semana.

En el caso de los otros productos lácteos (queso, yogures o similares), las frecuencias bajan un poco. Un 43% asegura tomar este tipo de alimentos varias veces al día y un 35%, una sola vez. Por su parte, uno de cada cinco encuestados dice consumir productos lácteos una vez a la semana o entre 2 y 6 veces a la semana.

Valor lácteo
La leche es, generalmente, un producto muy apreciado por la población. Según la Encuesta de Presupuestos Familiares del INE, cada hogar se gastó en 2016 cerca de 52 euros de media en la leche entera y 79 euros en la desnatada.

La calidad nutricional de la leche es lo que principalmente valora el 60% de los encuestados por EROSKI CONSUMER y su sabor el 21%. Otro 9% le da importancia a su origen y un 5%, respectivamente, al precio final y a la forma de producirlo.

Algo similar ocurre con los productos lácteos. Un 52% valora principalmente su calidad nutricional, pero un 34% (una mayor proporción que la de la leche) le da importancia a su sabor. El resto de factores, forma de producirlo, origen y precio final, son fundamentales en este tipo de productos para un 4%, respectivamente.

Sello PLS
En 2013, el MAPAMA firmó un convenio de colaboración con industrias lácteas y empresas de distribución con el objetivo de cooperar en favor del sector lácteo español para lograr un funcionamiento eficiente y sostenible de las cadenas de valor de la leche y los productos lácteos. De esta forma, se buscaba mejorar la percepción del consumidor de los productos lácteos como productos de alto valor nutritivo y calidad, y garantizar la sostenibilidad a largo plazo del sector.

Entre otras medidas, se creó el sello PLS (“Productos Lácteos Sostenibles”), que aúna los conceptos de origen, sostenibilidad y transparencia para el consumidor. Por un lado, la industria láctea se comprometía a identificar el origen español de la leche en los envases en los que figurase el logotipo PLS. Por otra parte, las empresas de distribución alimentaria desarrollarían actuaciones destinadas a mejorar la percepción del consumidor respecto de los productos lácteos, como productos de alto valor nutritivo y de calidad. Y, por último, el MAPAMA se comprometía a dar a conocer el programa “Productos Lácteos Sostenibles”.

Conocimiento y confianza

Cuatro años después (la encuesta se realizó en noviembre de 2017), EROSKI CONSUMER ha querido analizar el conocimiento que los consumidores tienen del sello PLS. Sin embargo, dos de cada tres encuestados confirman que no conoce el logotipo.

Entre quienes sí lo conocen (el 35% de los entrevistados), el 82% asegura haberlo visto en los envases de los productos lácteos que adquiere y apenas un 16% también ha oído hablar de ellos en los medios de comunicación tradicionales (medios impresos, televisión o radio) o en las redes sociales.

Pese a todo, una vez conocidos los objetivos del sello PLS, al 63% de los encuestados les genera mucha confianza porque certifica la sostenibilidad de toda la cadena de valor y porque indica que es un producto de alto valor nutritivo. Solo al 9% no les inspira ninguna confianza y al 28%, apenas algo.